Agenda Cultural » ALFAR - Cerámica de Ushuaia

ALFAR es un emprendimiento fueguino que propone la producción de piezas cerámicas utilitarias utilizando materias primas locales. Su propuesta estética y técnica permiten pensar la cerámica desde otra perspectiva. Nacha Canvas y Gabriela Gallo abrieron el taller hace dos años y trabajan en la experimentación con diversos materiales, a la par que sostienen un taller abierto para aquellos interesados en tomar contacto con la arcilla y su imaginario propio.


¿Que es Alfar? ¿Quiénes lo llevan a cabo?

 Alfar es un taller de cerámica a cargo de Nacha Canvas y Gabriela Gallo, que produce piezas utilitarias con materiales de la provincia. Combina la puesta en valor de la materia prima local con una mirada consciente del diseño y las prácticas contemporáneas artísticas.

Existe desde hace dos años bajo el formato taller abierto, es decir que cada alumno desarrolla el proyecto que desea.

Las piezas de producción están a la venta en distintos locales de la ciudad de Ushuaia. También realizan piezas para el circuito gastronómico. 


¿Cuál es la principal motivación y/u objetivo?

Disponer de un espacio de creación que interaccione con la comunidad a través del arte cerámico y arte visual. Que permita a los artistas desarrollarse, intercambiar conocimiento y experiencias. Un espacio para que la comunidad local y el visitante turista conecten con el arte fueguino, y se constituya en un atractivo más que ofrece la ciudad.

Un espacio que reflexiona y pone en práctica procesos creativos vinculados a la investigación de los materiales y la identidad local, que permita contribuir a la construcción de identidad y puesta en valor de la materia prima local. Aumentar la escala de producción y aprender del intercambio con artistas locales, nacionales e internacionales.


¿Qué oportunidades y desafíos brinda Tierra del Fuego para el desarrollo del proyecto?

Como buen lugar recóndito, Tierra del Fuego está rodeado de misterios y un entorno que atrae de por sí. Es un lugar con un gran potencial para el desarrollo de proyectos artísticos, que despierta interés para generar intercambios y residencias. Hay mucho por hacer, conocer y mostrar de los materiales para trabajar que tenemos. Hoy es un nicho que hay que revelar y poner en otro nivel, generar contenido y producción con identidad.


 ¿Cómo organizan el trabajo? 

Somos un taller pequeño, tenemos que organizar el trabajo para no colapsar. 

En verano recolectamos material que usaremos para el resto del año. También usamos materiales de otros lugares. Es muy importante estar conectado con la producción que estamos haciendo, trabajar en serie y por etapas.


¿Qué expectativas tienen para el futuro del proyecto?

Muchas. Desde cuestiones técnicas y de infraestructura, como disponer de un espacio más grande, con más maquinaria.  Hasta lo más conceptual, como tener un taller que funcione como residencia, de perfil capacitador, demostrativo e interactivo. Por otro lado seguir profundizando la búsqueda que venimos haciendo, llevarla a otra escala, mostrarla en el resto del país, que circule.

 

 




Volver a entrevistas