Agenda Cultural » PerroYagán

Historias que provienen de gente inquieta. Cuando el azar produce el encuentro necesario y da lugar a una nueva creación: PerroYagá, más que una productora, un  grupo de realizadores interdisciplinarios.


¿En qué consiste PerroYagán?

PerroYagán es un grupo de gente inquieta proveniente de distintas aristas de la cultura: un “colectivo artístico” (así suena muy bien) en el que cada uno de los/as integrantes despliega su universo creativo para enriquecer cada proyecto. Todos con un mismo fin: contar historias. No podríamos llamarnos “productora” ya que nuestra forma de trabajo no se corresponde con la definición estandarizada de productora, por eso creemos que grupo de realizadores sería el concepto que define a PerroYagán.

El espacio está conformado por Natalia Ader, Ernesto Vargas, Julio Donoso, Francisco González, Guido Harari, Juan Ford, Diego Moyano, Diego Amé, Ramón Villarroel y Lucas Concia.


¿Cuáles fueron las motivaciones que definieron la conformación del grupo?

Creemos que hubo alguna especie de azar premeditado ya que el solo deseo de “hacer” fue el motor más importante: todos andábamos por ahí, en otras actividades, buscando una excusa que se iba postergando por la invisibilidad de los quehaceres cotidianos, y esa excusa llegó como una revelación punzante: recibimos el año pasado, una invitación de antiguos compañeros cineastas de Córdoba a uno de los Festivales 48 horas que se hacen en Argentina.

Llegado ese fin de semana nos reunimos (desde Córdoba nos transmitieron en vivo el sorteo de las consignas) y nos pusimos a trabajar. A lo largo del sábado de rodaje notamos que la dinámica era excelente y el clima de trabajo inmejorable, de igual modo la madrugada del sábado en la edición todo fluyó muy mateado. Ese fue el finde del génesis, el finde donde empezaba a latir un jardín de poética audiovisual.

Todos veníamos de otro lado o estábamos recién vueltos a la isla después de mucho tiempo. En eso nos sentimos muy fueguinos, por un lado algo desconectados pero por otro con la capacidad de generar vínculos nuevos. PerroYagán es un poco el cúmulo de esos vínculos nuevos, que no son por barrio o por familia sino exclusivamente por afinidad profesional y artística.


  ¿Qué caracteriza a los proyectos que deciden desarrollar?

Nuestra idea siempre fue despuntar el vicio de contar historias: las tenemos, las vemos, las vivimos, teníamos que hacer algo con todo eso. Y todo eso fue y es PerroYagán. Cada uno tiene su trabajo particular, y este es un espacio donde nos permitimos divagar y hacer, crear desde una perspectiva a veces fantástica con cierto tinte crítico, a veces, filosófico, otras: pretendemos un juego en el que el espectador termine de contar (contarse) la historia.

Somos conscientes que el tiempo de producción de un proyecto tiene que ser relativamente corto por lo que, por el momento, tratamos de presentarnos en festivales en los que no nos den tanta libertad de tiempos (con esas cadenas también están otras como la elección de tema, género, personajes, en donde ponemos a prueba nuestra creatividad).


¿A qué plataformas apuntan sus producciones? Se proponen un público meta?

Recién apuntamos, por ahora, a festivales en los que el rigor del tiempo recorre y contornea cada proyecto. Queremos contar historias de ficción transformando la realidad que vemos en un mundo teñido de cierta poética: la que pretendemos con nuestro relato.

Todo público es bienvenido, no compartimos la acartonada idea de un público ecléctico o de culto, esa idea de la cultura de élite está muy lejos de PerroYagán. Nos gusta crear pequeños guiños para ser captados por quien tenga, en el momento del visionado, la chispa del instante.

Creamos desde la NO limitación de género, edad o condición social, “hacemos” para quien lo quiera tomar, ver y digerir en el momento.


¿Cómo es el proceso de desarrollo de proyectos?

El hecho de ser un grupo de realizadores y tener otras ocupaciones hace que vayamos rotando en los proyectos de acuerdo a los tiempos de cada uno. Esta dinámica nos sienta bien ya que no nos interesa tener una estructura verticalista, pretendemos una dinámica de trabajo rotativo en la que quien tenga una historia la presente al resto y cada uno de los integrantes se vaya sumando en el área donde quiera experimentar su quehacer artístico (tenemos la suerte de conformar un equipo en el que las capacidades individuales son buena leña, esa que arde bien).


¿Cuál sería el próximo desafío para PerroYagan?

Estamos inscriptos en el próximo Festival 48hs de Córdoba que se realizará en octubre, es nuestra próxima meta realizativa; luego avanzaremos hacia la siguiente producción. Tenemos aún poéticas entre las garras. Esperamos que ladren pronto, señal que cabalgamos.





Volver a entrevistas