Agenda Cultural » WAIA Films
WAIA Films es una productora audiovisual fueguina creada en el año 2014, integrada por Andrea Maradona, Ángel Zamora, Rodrigo Tenuta y Anatoli Jaldin. Actualmente están desarrollando proyectos de ficción y documentales, y nos cuentan sobre el proceso.

¿Cómo se crea WAIA Films?


En el año 2014 en  el marco del programa Polos Audiovisuales empezamos a trabajar en el Nodo local, coordinado por la UNTDF, y ahí generamos un proyecto que fue seleccionado “Palabras Cruzadas”, un serie documental. Nos dimos cuenta que para generar una sinergia que trascendiera lo circunstancial teníamos que unirnos de manera más orgánica y tomamos la decisión de fundar WAIA.


¿Cómo nace un proyecto audiovisual?


Puede nacer de muchas maneras diferentes, en nuestro caso puede surgir de una idea que tenga alguno de los cuatro, un sueño, una experiencia, un recuerdo, la necesidad de que una historia sea conocida.

O  a la inversa ser un proyecto que llene una necesidad determinada, hay un llamado para generar un proyecto, digamos, de animación, entonces generamos un proyecto de animación en el marco de los requerimientos pedidos.


¿Cómo es el proceso desde la idea hasta el resultado final?


Bueno, podemos dividirlo en dos  facetas, que corren paralelas, el desarrollo de lo que podríamos llamar la “historia”, o sea la anécdota, lo que ocurre en pantalla, ya sea documental o ficción, eso es a través del desarrollo de un guión, que tiene muchas etapas de retroalimentación y puede tomar desde dos semanas a dos años.

La otra faceta, más compleja y más importante, es el desarrollo del proyecto en su dimensión total, Qué formato seréa? Para qué cliente? Para qué espectador? Cómo sería la logística del registro o filmación?, Cuánto nos va a costar y de dónde vamos a sacar el dinero? Y luego cómo se distribuye?

Estas preguntas que parecen muchas, son solo un resumen de las cientos que surgen desde que alguien dice: “Tengo una idea” hasta que tenés un producto audiovisual terminado y son la esencia y el día a día de esta profesión.


¿En qué proyectos están trabajando actualmente?


Nosotros desarrollamos y realizamos contenidos tanto de ficción como documentales, En este momento estamos con un largometraje “El Claroscuro” en coproducción con Aquarela filmes de Brasil. En cada momento dado una productora típicamente tiene muchos proyectos en varias etapas de desarrollo, los que nos ocupan ahora aparte de “El Claroscuro” son varios desarrollo de series, como El Origen Del Fuego, una serie de docuficción, VICIOUS, Movimientos, y SIN NET, que son tres series de ficción, son todos proyectos ganadores de concursos importantes, un largometraje documental sobre la herencia sonora del Tierra del Fuego, “Pistas Ocultas”, eso sería lo más inmediato.


¿Qué momento, dentro del proceso global de producir, disfrutan más?


Somos cuatro, así que cada uno tiene su momento favorito, ya sea desde la producción, la escritura del guión, la dirección, etc., pero hay satisfacciones que son comunes. Creo que lo que más se disfruta es el reconocimiento, cuando un proyecto nuestro es seleccionado por sus méritos en instancias donde se presentan proyectos de todo el país o el mundo.

Otra cosa que es muy gratificante de esto es el proceso de aprendizaje, trabajar con productores de afuera, ir a ferias, y decir: “esto no lo sabía y ahora lo sé”.


¿Qué desafíos y qué estímulos encuentran como productora audiovisual independiente en Tierra del Fuego?


Nosotros decidimos unirnos, y trabajar desde acá, como elección.

Hay algunas, no diría desventajas, sino situaciones, relacionadas con ser una productora independiente en cualquier lugar del mundo, una estructura financiera mucho más pequeña, tener que repartirse más roles por ser un equipo más pequeño, eso es así y es parte del desafío.

Hay circunstancias que tienen que ver específicamente con estar acá, la lejanía, los costos, que presentan desafíos pero también incentivos, la geografía, la historia fascinante, la naturaleza. Estos son desafíos inmanentes que no van a cambiar.

Lo importante es trabajar juntos para cambiar algunas cosas desde lo institucional y el fomento, para competir en condiciones más justas con productoras de otros lugares que reciben espacios de trabajo a través de incubadoras, asesoramiento y seguimiento en su crecimiento como empresas, que tienen esquemas de fomento local claros y previsibles en el tiempo.


¿Cómo se imaginan el campo de la producción audiovisual de Tierra del Fuego durante los próximos años? ¿Sienten que se está modificando? ¿En qué dirección?


Evidentemente la llegada de muchos realizadores que estudiaron fuera de la isla como la oportunidad que se tiene ahora de una carrera universitaria en el área audiovisual, junto con otras instancias técnicas de estudio nos va a dar la posibilidad de hacer nuestras propias preguntas y contar nuestras propias historias desde acá para el mundo, no solo ser apoyo a los que vienen a grabar por unos días. En ese sentido vemos un crecimiento posible.

Que esto se concrete tiene que ver con algo en parte dicho en la pregunta anterior, con una toma de conciencia desde lo institucional de que el audiovisual es una tarea creativa pero también es una tarea económica, que genera riqueza y trabajo, qué tipo de trabajo queremos en Tierra del Fuego y qué tipo de empresas para el futuro es algo que tienen mucho que ver con esto.

Debe haber una toma de conciencia de la cadena de valor de la industria audiovisual, de su capacidad de generar trabajos de calidad y también de su capacidad para movilizar otros sectores de la economía, y de aportar al PBI de esta provincia desde la innovación y la sustentabilidad, necesitamos que se concrete la Ley de Fomento Audiovisual, que se trabaje en conjunto con las productoras locales para su crecimiento y en la promoción de Tierra del Fuego como locación de manera consistente.






Volver a entrevistas